Reglas

Preámbulo

v

Detrás de nuestra gran tradición trasmitida de generación en generación, sin documento que lo testifique, existe una Leyenda que nos cuenta unos hechos acontecidos a mediados del Siglo XVIII y que pueden ser el origen de nuestra Hermandad.

Cuenta la Leyenda que sufriendo la población una serie de epidemias, numerosas familias se vieron obligadas a evacuar sus hogares y marchar al campo, donde construyeron cabañas de madera y ramajes para refugiarse. Una de estas familias, se asentó a orillas de un cristalino arroyo de transparentes aguas, en un verde paraje de robustos y frondosos árboles, lleno de hermosas flores y aromático romero. En una oscura y ténebre noche se produjo una terrible tempestad que ocasionó el desbordamiento del arroyo y la destrucción de la cabaña. Aquella familia tuvo que marchar apresuradamente para no ser arrastrada por las turbulentas aguas.  Cuando una vez hubo cesado la tormenta, y vuelta a la calma, las aguas se retiraron, y la citada familia pudo regresar al lugar abandonado donde se hallaba la cabaña, sólo encontraron dos maderos que formaban una perfecta Cruz, regresando al pueblo y portando con ellos al Madero.  Al contar lo sucedido a los vecinos de la calle Cabo,llamada así por ubicarse en el extremo oriental del pueblo, y a la Fe sencilla de todos los vecinos, se inició la veneración a la Santa Cruz de la Calle Cabo, pues se dice que los citados maderos se encuentran dentro del existente actualmente y que están cubiertos por el vestido actual de la Santa Cruz, que data de 1925, confeccionado por J.M. Rodríguez Ojeda.

Regla 1


Título, naturaleza, fines y sede social de la Hermandad
v

1.- TITULO O NOMBRE DE LA HERMANDAD

En el deseo de que nuestros actos litúrgicos y de todas nuestras manifestaciones piadosas estén revestidas de la autenticidad que corresponda a una vivencia total del Amor al Padre, hacemos figurar antepuesta al Titulo de la Hermandad la palabra FERVOROSA. Este adjetivo no debe significar en ningún momento, timbre de gloria para nuestra Hermandad, sino mandato que nos obliga a mayor entrega y perfección. En consecuencia esta Hermandad se titula: "FERVOROSA HERMANDAD DE LA SANTA CRUZ, SANTA CARIDAD Y NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO". A este titulo podrán agregársele en lo sucesivo cuantos le sean concedidos por prerrogativas especiales.

2.-NATURALEZA

1.-La Fervorosa Hermandad de la Santa Cruz, Santa Caridad y Nuestra Señora del Rosario es una Asociación Pública de Fieles de la Iglesia Católica, erigida por decreto episcopal el 6 de Octubre de 1986.

2.-Esta Hermandad se rige por las disposiciones del código de Derecho Canónico, por el derecho particular, por las normas diocesanas y por las presentes Reglas.

3.-La Hermandad obtendrá el reconocimiento civil de su personalidad jurídica mediante su inscripción en el Registro de entidades Religiosas del Ministerio de Justicia, o en el que dispongan las leyes concordadas. Se compromete al fiel cumplimiento de las leyes civiles, siempre que éstas no contravengan a la ley de dios o a las leyes de la Iglesia y de las obligaciones fiscales, acogiéndose a cuantos beneficios pueda conceder la legítima autoridad.

3.-FINES

1.-La Hermandad Tiene los siguientes fines: promover la devoción al Santísimo Sacramento, a la Cruz de Cristo, en la advocación de Calle Cabo y a la Santísima Virgen del Rosario a través del culto público, la confraternidad de sus miembros, la formación, el apostolado y el ejercicio de la caridad.

2.-Para conseguir estos fines, la Hermandad ayudará a sus miembros:
a) Propagar y defender la oración y el rezo del Santo Rosario como vías de encuentro y diálogo con Dios y su Santa Madre.
b) Fomentar el espíritu de conversión personal y una vida cristiana mas profunda.
c) Avanzar en una formación cristiana que responda a las necesidades actuales y a la necesaria integridad de fe y vida.
d) Asumir con espíritu misionero los compromisos apostólicos, sociales y caritativos que en el campo familiar, profesional y social debe desarrollar un católico consciente, dentro de la pastoral diocesana y parroquial.

4.- SEDE Y DOMICILIO SOCIAL

1.- La Hermandad tiene su sede canónica en la Parroquia de San Juan Bautista de La Palma del Condado, y su domicilio social en calle Comandante Herce s/n

2.-La Junta de Gobierno podrá determinar el cambio de domicilio social de la Hermandad, con la obligación de comunicar dicho cambio al Ordinario del lugar.

5.- SIGNOS DISTINTIVOS

1.-Los signos distintivos de la Hermandad serán:

a) Como muestra y compendio de todo lo que representa esta Hermandad y para que a todos los hermanos sirva de exteriorización de sus más caros anhelos, tanto en su vida privada como en sus manifestaciones externas de la colectividad, se establece un emblema o escudo (dibujo nº 1), formado en su parte central por el Árbol Santo de la Cruz, cuyo stipes o palo vertical estará rematado superiormente por el INRI e inferiormente por tres clavos. A ambos lados de la Cruz se hallarán dos óvalos o cartelas: el de la izquierda mostrará el JHS (Jesús-Hombre-Salvador) y el de la derecha contendrá en su interior el escudo de la Parroquia de San Juan Bautista de La Palma (Cruz de S. Juan).En la convergencia del stipes o palo vertical y patibulum o palo horizontal figurará el Cáliz y la Hostia como símbolos del cuerpo y la sangre de Cristo y las potencias de nuestro Señor. En la parte inferior de lo expuesto anteriormente figurará el lema de la Hermandad “Exaltación, Fe y Caridad”. Todo el conjunto se encontrará rodeado por el Santo Rosario.
b) El estandarte o gallardete estará compuesto por una bandera de tela de color verde, como símbolo de la ESPERANZA en la Resurrección , e irá recogida alrededor del asta, que a su vez se hallará rematada por una Cruz. En el centro figurará un medallón bordado en oro, cuyo interior contendrá dos óvalos; el de la derecha con la Cruz de San Juan Bautista como símbolo de la Parroquia y el de la izquierda el escudo de La Palma. Entre ambos se situará superiormente la Cruz. Esta será la insignia oficial de la corporación.
c) El Simpecado estará constituido principalmente por un medallón central, sobre fondo de tela verde, en cuyo interior figurará un lienzo pintado de Nuestra Señora del Rosario.
d) La medalla se constituye principalmente con una replica plateada de la Cruz de la Calle Cabo escoltada por dos ángeles y rematada superiormente por la corona real. Los hermanos para los actos de Hermandad a que concurran la llevarán pendiente al cuello por un cordón de color verde y blanco.
e) Habrá así mismo una bandera de color blanco con una Cruz verde, con asta y características muy similares a la del estandarte.

Completarán el cuadro expuesto cuantos atributos e insignias se estimen necesarios para el culto a nuestros sagrados titulares.

2.- Estos signos distintivos no podrán ser entregados más que a los miembros de la hermandad.

Regla 2


Miembros de la Hermandad. Deberes, derechos y separación de Hermanos
v

1º MIEMBROS DE LA HERMANDAD

1.-Podrán ser miembros de la Hermandad todos los fieles que lo soliciten, siempre que cumplan los deberes comunes de todos los católicos y se comprometan a observar los propios de la Hermandad.

2.- En ningún caso podrán ser admitidos los que hayan abandonado la fe católica públicamente, se hayan apartado de la comunión eclesiástica, o hayan incurrido en excomunión impuesta o declarada.

3.- Es competencia de la Junta de Gobierno la admisión de nuevos miembros de la Hermandad.

4.- Junto con la solicitud de admisión, los aspirantes presentarán el documento nacional de identidad, partida de bautismo y matrimonio canónico, en su caso, y el aval recomendatorio de un hermano que tenga una antigüedad de dos años en la Hermandad y sea mayor de edad.

5.- Todas aquellas personas que deseen ingresar en esta hermandad, deberán presentar su solicitud al Presidente de la Hermandad, junto con todos los documentos debidamente cumplimentados expuestos en el apartado anterior. El presidente dará traslado de la solicitud al Fiscal, quien deberá emitir informe haciéndolo constar al pié de la misma, si esta es favorable. Caso de ser todo lo contrario, el Fiscal lo emitirá verbalmente al Presidente. En ambos casos será la Junta de Gobierno la que decida su admisión. Si hubiera discrepancia sobre la admisión, se someterá ésta a votación secreta de la Junta de Gobierno, no haciéndose constar en el acta en ningún caso, figurando en ésta únicamente el número de los admitidos. Todos los hermanos o hermanas admitidos pasarán a formar parte de la Hermandad el próximo 14 de Septiembre, Festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, en la cual la corporación celebrará un solemne Triduo con Fiesta Principal a su sagrada titular.

6.- Los hermanos admitidos serán inscritos en el libro de Registro, en el cual figurarán la fecha de alta, nombre y apellidos, número del documento nacional de identidad fecha de nacimiento y domicilio y en su caso fecha de baja.

7.- Acordando el recibimiento del solicitante a tenor del apartado anterior, la Junta de Gobierno dispondrá lo necesario para que se verifique, notificándolo al interesado para que concurra al juramento de las presentes reglas y estatutos.

8.- El juramento de los hermanos de nuevo ingreso se celebrará en el ofertorio de la Santa eucaristía que esta Hermandad con motivo de la Exaltación de la Santa Cruz, en presencia del Director Espiritual, o en su defecto quien éste designe, y el Presidente. El Secretario tomará promesa a los nuevos hermanos bajo el juramento en público y privado de todos los Dogmas de nuestra fe, la creencia en la Mediación Universal y realeza de la Santísima Virgen, la fidelidad a su Santidad el Papa y el cumplimiento de estas reglas o estatutos.

9.- El recibimiento de los hermanos y hermanas se realizará mediante la siguiente fórmula: El secretario ante la Santa Cruz y el Simpecado de Nuestra Señora del Rosario pronunciará las cuestiones al efecto:
-Primera: ¿Quiere usted pertenecer a la Fervorosa Hermandad de la Santa Cruz, Santa Caridad y Nuestra Señora del Rosario?
-Segunda: ¿Promete cumplir cuanto mandan y ordena sus Reglas y Estatutos?
-Tercera: ¿ Jura ante Dios defender todos los Sagrados Dogmas definidos por Nuestra Santa Madre la Iglesia Católica?
-Cuarta: ¿Jura defender la piadosa creencia de la Mediación Universal de la Santísima Virgen en la dispensación de todas las Gracias y su realeza en los Cielos y en la Tierra, como verdad de fe divina aun no definida como Dogma de la Iglesia?
-Quinta: ¿Jura fidelidad y acatamiento al Romano Pontífice, como Vicario de Cristo en la Tierra?

A todas y cada una de ellas se debe contestar con:
Si quiero, prometo o juro.

Se replicara por el que hace las preguntas:

“Si así lo hacéis, que Dios os lo premie.”

Hecho lo que antecede, se impondrá al cuello el cordón con la medalla al nuevo hermano que besará en el libro de los Santos Evangelios. Con ello se dará por terminado el acto, expresándose la bienvenida a la Hermandad todos los hermanos presentes.

Para los que no hubiesen llegado al uso de razón, la realización de esta ceremonia se efectuara al cumplir los dieciséis años. Mientras tanto, se consideraran como Hermanos-Aspirantes con derecho sólo a las gracias espirituales y con los deberes propios de su edad, reseñados en estas Reglas.

10.- Los hermanos se distinguirán por:
a) Su clara adhesión a la fe católica, al magisterio de la Iglesia que la interpreta y la proclama, y a la disciplina de la Iglesia.
b) Su empeño en realizar una intima unidad entre su fe cristiana y su vida.
c) Su comunión con el Obispo diocesano en cuanto principio y fundamento visible de unidad en su Iglesia particular.
d) La disponibilidad a colaborar con las demás asociaciones y movimientos, nacidos en virtud del pluralismo asociativo que la Iglesia reconoce y fomenta.

DEBERES DE LOS HERMANOS

1º Los hermanos habrán de cumplir los siguientes deberes:

Participar en todos los cultos que organice la Hermandad, tanto de carácter periódico como ocasional.

b) Asistir a las Juntas Generales, tanto Ordinarias como Extraordinarias, que sean convocadas.

c) Aceptar los cargos para los que sean elegidos, y realizar las tareas que le sean encomendadas, así como comparecer en las Juntas de Gobierno a las que sea citado.

d) Asistir con regularidad a las sesiones de formación programadas por la vocalía de cultos o Director Espiritual y participar en las actividades de tipo caritativo o apostólico que organice la Hermandad, de acuerdo con sus propios fines.

e) Aceptar y realizar las tareas que se le encomiende para los procesos electorales que celebre la Hermandad.

f) Secundar y defender las directrices emanadas de la Autoridad Eclesiástica competente, dando ejemplo de vida cristiana en sus ambientes familiares, sociales y laborales.

g) Abonar las cuotas económicas que sean establecidas, tanto ordinarias como extraordinarias, por los órganos de Gobierno de la Hermandad, al objeto de subvenir a los gastos de la Hermandad, pudiendo quedar exento el que se halle en estado de gran necesidad, previa solicitud justificada, dirigida al Presidente de la Junta de Gobierno. Así mismo, un hermano podrá aumentar la cuantía de la cuota establecida, cuando sus condiciones económicas se lo permitan

h) Estar dispuesto a contribuir según conciencia, a sufragar los gastos extraordinarios que pudiesen producirse por razón de cultos, formación, conservación de enseres o aumento del patrimonio de la Hermandad.

i) Cumplir todo lo que se acuerde en Junta General, y acatar lo acordado por la Junta de Gobierno, siempre ajustado a derecho, aceptando las indicaciones que se impartan por los miembros de la misma, para mejor beneficio y mayor esplendor de la Hermandad.

j) Informar a la Secretaría de la Hermandad de cualquier cambio en sus datos personales, procurando mantener actualizada la información contenida en los ficheros con respecto a él.

k) Comunicar a la Hermandad, cuando tenga conocimiento de ello, los hechos sobresalientes de la vida de los hermanos, así como cualquier necesidad, enfermedad, desgracia o fallecimiento de estos o de sus familiares más allegados.

l) Cumplir estrictamente cuanto ordenan estas Reglas.

3º DERECHOS DE LOS HERMANOS

Los hermanos gozarán de los siguientes derechos:

a) Asistir con voz y voto a todas las Juntas Generales que sean convocadas, para conocer la actualidad y actividades de la Hermandad, y contribuir con su participación a la mayor información posible para la toma de acuerdos. Sólo gozaran de este derecho los hermanos mayores de 18 años y que gocen de más de 1 año de antigüedad como miembro de la Hermandad, aunque podrán expresar su opinión todos los mayores de 14 años que gocen de al menos 6 meses de antigüedad.

b) Ser elector en los procesos electorales que se convoquen, siempre que al día de la votación tenga cumplidos los 18 años de edad y tenga más de un año de antigüedad gozando de la cualidad de hermano.

c) Ser elegible para ocupar un cargo en la Junta de Gobierno, siempre que sea mayor de edad y posea tres años de antigüedad en la Hermandad, además de distinguirse por su vida cristiana personal, familiar y social, para poder servir de ejemplo a los demás hermanos.

d) Participar en todas la actividades que organice la Hermandad.

e) Utilizar la medalla de la Hermandad, como distintivo propio de la misma, como derecho exclusivo de los hermanos.

f) Poner en conocimiento de la Junta de Gobierno, cualquier asunto que crea de interés para la mejor gestión de la Hermandad.

g) Solicitar, junto a 39 hermanos más como mínimo, todos ellos mayores de edad y que gocen del derecho a voto en las Juntas Generales, la convocatoria de Junta General para el estudio de algún asunto que estimen de máximo interés para la Hermandad.

h) Disfrutar y utilizar las instalaciones y servicios de la Hermandad, de acuerdo con las disposiciones establecidas por la Junta de Gobierno.

i) Recibir el auxilio de la Hermandad, según las posibilidades de esta, en caso de probada necesidad, y si esto no fuese suficiente, se citará Junta General, para poner remedio a la necesidad de nuestro hermano en cuanto sea posible.

j) Disfrutar de la gracias que se lucran en la Hermandad, así como de los sufragios que estas Reglas establezcan.

k) Ser informado de todos los hechos más sobresalientes que acontezcan en la vida de la Hermandad.

4º DE LA SEPARACIÓN O CESE DE HERMANOS

Nadie que haya sido admitido legítimamente puede ser expulsado si no es por causa justa, y tras agotar todas las posibilidades para que el interesado rectifique en su conducta.

Los hermanos causaran baja en la Hermandad por:

a) Petición propia, manifestada por escrito.

b) Falta de pago injustificada y reiterada de las cuotas establecidas, después de que el hermano haya recibido aviso de su impago y de las consecuencias del mismo.

c) Los que encontrándose en paradero desconocido, no comuniquen a la Hermandad su nueva dirección en el plazo superior a dos años. En este plazo, la Hermandad habrá de realizar las gestiones oportunas para su localización, llevándose a cabo la baja sólo en el caso de que estas gestiones hayan resultado infructuosas.

d) Por incumplimiento reiterado o injustificado de las obligaciones contenidas en estas Reglas, si después de amonestado por el Fiscal en representación de la Junta de Gobierno, no rectifica su conducta.

e) Haber perdido las condiciones morales exigidas para su ingreso y haya dejado de prestar obediencia a las normas que dicta nuestra Santa Madre Iglesia.

En los casos, b), c), d) y e) anteriores, la separación deberá ser acordada en Junta de Gobierno con la asistencia del Director Espiritual, y para ello deberá abrir un expediente, donde se explique, de forma objetiva, las causas de la baja o separación, después de dar audiencia y escuchar al interesado. En el acta de la Junta de Gobierno en el que se tome el acuerdo de separación o cese, no deberá figurar el nombre del afectado/a, ni las causas de la separación. sino sólo el hecho de haber sido separado un hermano. Sobre la resolución cabra al interesado el recurso al Ordinario.

Regla 3


Procesos electorales, censo de electores, miembros elegibles, elección de los cargos y toma de posesión.
v

PROCESO ELECTORAL PARA LA RENOVACIÓN DE LA JUNTA DE GOBIERNO

Las elecciones para la renovación de los miembros de la Junta de Gobierno se regirán en lo no dispuesto en estas Reglas por las normas generales del Derecho.

2º.- CENSO DE ELECTORES

En cualquier proceso electoral que sea convocado por esta Hermandad podrán ejercer el derecho al voto todos los hermanos que teniendo cumplidos los 18 años el día en el que se celebren, tengan una antigüedad como tal no inferior a tres años consecutivos. Para ello la Hermandad presentará, para su aprobación, ante la Autoridad Eclesiástica, el censo electoral con los datos de los electores que figuren en el libro de hermanos, tras ser expuesto al conocimiento de los hermanos durante el plazo de 20 días naturales después de la celebración de la Junta de Gobierno en la que acordara la convocatoria de elecciones, y sea definitivamente aprobado por la Junta de Gobierno una vez resueltas por la misma, las eventuales reclamaciones de los interesados.

Inmediatamente después de aprobado este censo, y garantizada la autenticidad de los datos, se dará a conocer a todos los hermanos exponiéndolo públicamente para la rectificación de posibles errores u omisiones, tanto en nuestra Secretaría como en la Parroquia. Todos los hermanos gozarán del derecho a que se les facilite la consulta del censo, y a que se corrijan los errores observados. Antes de las elecciones, las rectificaciones, a que haya lugar, serán enviadas a la Autoridad Eclesiástica para su conocimiento.

Todo hermano que no conste en dicho censo, o en las legítimas modificaciones incorporadas al censo, en el momento de las elecciones no podrá ejercer su derecho a voto.

3º MIEMBROS ELEGIBLES

Los cargos de responsabilidad de la Hermandad, tales como Presidente y miembros de la Junta de Gobierno, deberán ser ocupados por aquellos hermanos que se distingan por su vida cristiana personal, familiar y social, así como por su vocación apostólica. Ellos deberán dar ejemplo y ser estímulo para los demás hermanos, participando cada domingo en la celebración Eucarística, recibiendo con frecuencia el sacramento de la penitencia, y siendo esposos/as y padres o madres ejemplares.

Además de cumplir lo señalado anteriormente , serán miembros elegibles los hermanos que reúnan las siguientes condiciones:

- Tengan tres años de antigüedad en la Hermandad.
- Tengan su domicilio establecido en el territorio de la Diócesis de Huelva.
- No pertenezcan a la Junta de Gobierno/Cabildo de otra Hermandad ó Cofradía.
- No desempeñen cargo alguno de dirección en partidos políticos.

4º PRESENTACIÓN DE CANDIDATOS

Desde el momento del anuncio de las elecciones, quedará abierto un plazo de un mes para la presentación de los candidatos. Transcurrido dicho plazo, se enviará para su aprobación a la Autoridad Eclesiástica con el visto bueno del Director Espiritual, las listas de las candidaturas presentadas que deberán ser cerradas, es decir, contener los candidatos que cubran la totalidad de los cargos establecidos en estas Reglas para componer la Junta de Gobierno, con expresión al menos del candidato para ostentar el cargo de Presidente de la Hermandad.

Por lo tanto la votación se efectuará mediante candidaturas cerradas, entendiéndose que si la papeleta presentase enmiendas, será computada como nula.

5º JUNTA GENERAL DE ELECCIONES

1.- Para la elección de la Junta de Gobierno y de Presidente, se citará a Junta General, en sesión extraordinaria, a todos los hermanos con derecho a voto, al menos con un mes de antelación.

2.-La Junta General de Elecciones se celebrará en lugar, fecha y hora que determine la citación, y que con anterioridad haya sido acordada por la Junta de Gobierno, debiéndose comunicar a la Autoridad Eclesiástica para su conocimiento.

3.-Para la validez de esta Junta General de Elecciones se requiere la participación de un veinte por ciento del censo electoral. Si no se alcanzase, quedaría anulada y se convocaría una nueva Junta General de Elecciones en un plazo de siete días naturales, que deberá alcanzar el mismo quórum del veinte por ciento. Si se volviese a no conseguir el quórum necesario, el Sr. Cura Párroco propondrá al Ordinario el nombramiento de Presidente y la composición de la Junta de Gobierno.

4.- Resultará elegida, en el caso de que se presentase una sola candidatura, si alcanza la mayoría absoluta de los votos emitidos, y en el caso de que se presenten varias candidaturas, resultará elegida la que obtenga el mayor número de votos, que deberá ser al menos, de la mayoría simple de los votantes.

5.- Para que la Junta General de Elecciones sea valida, deberá nombrarse la correspondiente mesa de elecciones, que estará compuesta de tres miembros: Presidente, Secretario y Vocal, que no pueden ser candidatos, elegidos entre los componentes del censo electoral, además del Director Espiritual o Párroco como representante de la Autoridad Eclesiástica, quienes velarán por el fiel cumplimiento de las presentes reglas, pudiendo suspender la Junta General de Elecciones si su desarrollo no se ajustase a las mismas, pudiéndose nombrar también un interventor por cada candidatura que concurra al proceso.

6.- Los tres representantes de la Hermandad en la mesa electoral serán elegidos por sorteo entre los electores que gocen de la preparación académica o cultural suficiente para el desempeño de las funciones encomendadas que serán las siguientes:

a) PRESIDENTE: Tendrá la autoridad exclusiva dentro del local electoral, para conservar el orden y buen desarrollo de la votación conforme a lo establecido en estas Reglas, autentificando la cierta personalidad del votante, recibiendo e introduciendo en la urna las papeletas de votación.

b) SECRETARIO: Extenderá cuantas actas sean necesarias o se establezcan. Confeccionará la lista numerada de votantes que deberá recoger la identificación de los que han ejercicio su derecho al voto.

VOCAL: Auxiliará o sustituirá al Presidente o Secretario en el caso de fuerza mayor o descanso temporal de estos.

Para garantizar la celebración de la votación serán elegidas tres ternas, la primera será la encargada de componer la mesa electoral, quedando las otras dos en reserva.

La jornada electoral se desarrollará dentro de lo estipulado en estas Reglas y para conseguir esto, el Presidente, antes de dar comienzo a la Junta General de Elecciones, en el lugar donde se celebren las votaciones, y en parte reservada donde los hermanos puedan actuar libremente y en secreto, dispondrá una mesa con las papeletas de todas y cada una de las candidaturas presentadas y también papeletas del mismo color, tamaño y papel en blanco por si algún hermano decidiera esta opción.

Desde el comienzo hasta el cierre los hermanos podrán ir pasando a depositar su voto en la urna, para lo cual deberán ir previsto de documentación acreditativa de su identidad por si el presidente de la mesa se la requiere.

Se considerarán votos válidos las papeletas depositadas con una candidatura o en blanco, considerándose nulos las de aquellas que no se ajusten a esto o lleven tachaduras o cualquier otro texto o señal...

Finalizada la votación procederán al desprecintado de la urna de votación y al recuento de los votos emitidos, levantándose acta de los resultados, que será enviada a la Autoridad Eclesiástica dentro del plazo de una semana después de la aceptación por parte de los elegidos para su confirmación, no pudiendo tomar posesión de sus cargos hasta este momento.

7.- En caso de empate en el número de votos obtenidos por dos candidaturas, se convocará nueva Junta General de elecciones en el plazo de siete días naturales, y si persistiera la igualdad, se tendrá por elegido como Presidente, al candidato con mayor antigüedad en la Hermandad.

8.- Las dificultades que se pudieran presentar o las normas no establecidas expresamente en estas Reglas, serán resueltas conformes a los cánones 164-179 del Código de derecho Canónico

6º DURACIÓN DE LOS CARGOS

Lo cargos directivos lo son para cuatro años, a partir de la fecha del decreto de confirmación por parte del Ordinario, pudiendo ser nombrados tanto el Presidente como el resto de cargos de la Junta de Gobierno, como máximo, para dos periodos de cuatro años sucesivos.

7º DE LA PROCLAMACIÓN Y TOMA DE POSESIÓN DE LOS CARGOS

Una vez recibida la confirmación de los cargos por el Ordinario, y en el plazo de quince días, los candidatos electos deberá tomar posesión de sus cargos.

A la ceremonia de toma de posesión asistirán la Junta saliente y los cargos electos, realizándose esta durante la celebración de la Misa y en el Ofertorio, los nuevos miembros serán llamados a prestar juramento bajo la siguiente fórmula que se pronunciará con la mano derecha sobre los Evangelios y la izquierda sobre el Libro de Reglas de la Hermandad, besando los Evangelios al termino de ella:

“Yo ...........(nombre)......., juro solemnemente cumplir con las obligaciones de mi cargo de ..........................., y las misiones que la Hermandad pueda encomendarme, para mayor Gloria de Dios, de la Santísima Virgen María, de la Iglesia Católica y de la Santa Cruz de la Calle Cabo, cumpliendo estrictamente las Reglas vigentes de la Hermandad. Así Dios me ayude y estos Santos Evangelios.”
El orden del juramento será el siguiente: primeramente el Secretario y el Fiscal saliente tomarán juramento al Secretario y Fiscal electos, para seguidamente tomar estos juramento al resto de los elegidos, comenzando por el Presidente

Regla 4


Órganos de gobierno.
v

Los órgano de gobierno de la Hermandad son la Junta General y la Junta de Gobierno.

1º JUNTA GENERAL

La Junta General estará constituida por los hermanos. Para su constitución, se requerirá la presencia de al menos el veinte por ciento del censo electoral en primera convocatoria, y si no se consiguiera ese quórum, media hora más tarde en segunda convocatoria, se constituirá si se supera el número de cuarenta hermanos asistentes con derecho a voz y voto.

Las Junta Generales serán convocadas por el Secretario de la Hermandad por mandato del Presidente, que fijará el Orden del Día, y tendrán el derecho y el deber de asistir todos los hermanos que, teniendo cumplidos ese día los 14 años de edad, tengo un mínimo de seis meses de antigüedad en la Hermandad.

La citación a estas Juntas , en la que necesariamente se indicará el día, y lugar de celebración, la hora de su primera convocatoria o segunda convocatoria, el Orden del Día y el quórum necesario para su validez, habrá de estar en poder de los hermanos al menos con 72 horas de anticipación a la fijada para la primera convocatoria. Todas las convocatorias que se hiciesen se harán públicas en el tablón de anuncios de nuestra Secretaría.

Todos los hermanos con derecho a asistir tendrán el derecho de usar de voz, aunque sólo tendrán el derecho de voz y voto los mayores de 18 años de edad y que gocen de un año de antigüedad en la Hermandad, quedando sometido el derecho de voz y voto a los criterios de orden, mesura y debido respeto a los demás asistentes que el Presidente estableciere en cada caso.

Los acuerdos se tomarán por votación entre los asistentes con derecho a voto, siendo válidos todos los que alcancen la mayoría absoluta de los votos emitidos, excepto en el caso de la modificación de estas Reglas.

Sus funciones serán:

a) Conocer, aprobar y evaluar el Plan Pastoral de cada curso, así como todos los proyectos de la Hermandad, a propuesta de la Junta de Gobierno.

b) Participar en la elección del Presidente, convocándose Junta General Extraordinaria cada cuatro años, o antes si fuese necesario, para la elección del mismo.

c) Aprobar el estado de cuentas, el presupuesto ordinario del ejercicio, los posibles presupuestos para gastos extraordinarios, las propuestas de enajenaciones y adquisiciones de bienes, el inventario de bienes, la memoria anual de actividades, préstamos, obras de restauración y conservación de Nuestros Titulares e Insignias de la Hermandad, conservación, enajenación o adquisición de bienes inmueble. El balance anual de las cuentas, lo presentará el Presidente, siempre con el Visto Bueno del Director Espiritual o Párroco, al Ordinaria del Lugar, quien podrá confirmarlos o rechazarlos. (c. 36, 2, c)

d) Aprobar el que la Hermandad incurra en adquisiciones o gastos extraordinarios que superen el 50% de los ingresos obtenidos por la tesorería en el ejercicio anterior, así como el contraer deudas cuyo plazo de amortización supere al periodo de mandato de la Junta de Gobierno que lo proponga.

e) Fijar las cuotas de hermano con carácter extraordinario que pudiesen establecerse.

f) Aprobar o modificar las Reglas de la Hermandad. Para ello será necesario el voto afirmativo de las 2/3 partes de los asistentes con derecho a voto.

g) Aceptar las donaciones que se reciban, previa licencia del Ordinario en los casos de mayor importancia, y en el caso de que las mismas estén gravadas por una carga modal o una condición.

h) Aprobar los Reglamentos Interiores que se propongan, sus modificaciones o derogaciones, siempre que ellos no vayan en contra de lo establecido en estas Reglas.

i) Aprobar las actas de las Juntas Generales celebrados con anterioridad.

La Junta General se reunirá con carácter ordinario, al menos, dos veces al año:

1ª.- Junta General de Cuentas: En ella se estudiará para su aprobación la liquidación del presupuesto del ejercicio anterior y se presentará para su aprobación el presupuesto del ejercicio corriente. Se tendrá que celebrar en los primeros meses del años.

2ª Junta General de Fiestas. En ella se aprobará el estado de cuentas, se aprobará la memoria anual de actividades y se dará a conocer el programa de fiestas elaborado para el ejercicio. Se celebrará días antes al comienzo de las fiestas.

En ambas ocasiones se podrá incluir en el orden del día cualquier asunto de interés para la Hermandad.

También se podrá reunir con carácter extraordinario cuando:

a) Cuando lo estime necesario el Ordinario.

b) A propuesta del Presidente o del Director Espiritual.

c) A petición, por escrito, de al menos 40 hermanos con derecho a voz y voto en la Junta que se convoque. Esta deberá ser convocada por el Presidente en un plazo no superior a quince días, desde la fecha de recepción de la solicitud.

d) Se convoquen elecciones para la renovación de la Junta de Gobierno.

e) En el supuesto de modificación de estas Reglas.

2º JUNTA DE GOBIERNO

La Junta de Gobierno representará a la Hermandad en cuantos actos internos o externos asista ésta corporativamente, situándose en lugar preferente como tal corporación, y estará compuesta por al menos los siguientes cargos:

Presidente, Director Espiritual, Vicepresidente Primero, Vicepresidente Segundo, Secretario, Vicesecretario, Tesorero, Vicetesorero, Fiscal, Fiscal Segundo, Prioste, Prioste segundo, Vocal de Cultos, Vocal de Caridad, Vocal de Juventud, Vocal de información, propaganda y publicidad, Vocales y auxiliares.

Los vocales serán nombrados en número que se crea necesario, pero los miembros de la Junta de Gobierno han de ser como mínimo dieciséis y como máximo veinticinco, debiendo ser confirmados todos los miembros por el Ordinario, una vez obtenido el visto bueno del Director Espiritual.

poder pertenecer a la Junta de Gobierno, se deberá tener cumplidos los 18 años de edad y gozar como mínimo de tres años de antigüedad en la Hermandad, salvo en el caso del Presidente quien deberá tener cumplidos los treinta años y gozar de diez años de antigüedad en la Hermandad. Estos requisitos podrán ser eludidos con el visto bueno del Párroco o Director Espiritual.

Una vez tomada posesión de los cargos los distintos miembros desempeñaran sus respectivas misiones con la diligencia, responsabilidad, eficacia, entrega y espíritu abnegado y de servicio al resto de hermanos y a la Hermandad, y con un gran sentido de la discreción, por lo que guardaran absoluto secreto de las deliberaciones de la Junta de Gobierno y de la información que por razón de sus cargos llegasen a conocer, cuando la naturaleza del asunto así lo aconseje, estando obligados a asistir con regularidad a las Juntas de Gobierno que sean convocadas y a cuantos actos intervenga la Junta corporativamente, especialmente a los cultos exigidos en estas Reglas.

Los miembros de la Junta de Gobierno una vez confirmados por el Ordinario, no podrán ser cesados sin autorización expresa del mismo, pudiendo designar el Presidente, en el caso de ceses o dimisiones, para ocupar los cargos vacantes a otros hermanos, con el visto bueno del Director Espiritual y solicitando la confirmación del Ordinario. Esta facultad del Presidente estará limitada hasta el veinticinco por ciento de los cargos en caso de ceses ó del cincuenta por ciento en caso de dimisiones, debiendo convocar una nueva Junta General de Elecciones, en el caso de superar los porcentajes anteriormente señalados.

La Junta de Gobierno se reunirá con carácter ordinario al menos una vez al mes y cuantas veces sea convocada por el Secretario a mandato del Sr. Presidente, quien fijará el orden del día de cada reunión. Podrá ser convocada también con carácter extraordinario por el Director Espiritual o a propuesta de dos tercios de sus componentes.

La convocatoria habrá de ser comunicada a cada componente de la Junta con al menos cuarenta y ocho horas de antelación a su celebración y deberá señalar el lugar, fecha y hora de celebración, así como la enumeración de los temas contenidos en el orden del día establecido para la misma, que siempre deberá contener el punto de Ruegos y Preguntas.

Para la constitución válida de la Junta de Gobierno se requerirá la asistencia de la mayoría absoluta de sus miembros y para que los acuerdos sean igualmente válidos se requerirá la aprobación de la mayoría de los asistentes, teniendo el voto del Presidente la cualidad de decidir a su favor en caso de igualdad en el resultado de la votación.

En la toma de acuerdos habrá que procurar la unanimidad de los asistentes, pero si ello no fuese posible, el Presidente proclamará la correspondiente votación, que normalmente se realizará a mano alzada, salvo que a petición de uno sólo de los presentes se solicitase la votación de forma secreta.

A todas las Juntas de Gobierno que se celebren será invitado a asistir el Presidente del Grupo Joven de la Hermandad, quién podrá usar de voz cuando se la conceda el Presidente, no teniendo derecho a voto.

Las funciones de la Junta de Gobierno serán:

a) Determinar y acordar lo que sea más oportuno y conveniente para el cumplimiento de los fines, desarrollo y progreso de la Hermandad.

b) Acordar la convocatoria de las reuniones ordinarias y extraordinarias de la Junta General.

c) Aprobar las propuestas de los presupuestos anuales y extraordinarios de la Hermandad y la liquidación de los mismos, así como las propuestas de enajenaciones, adquisiciones, empréstitos y conservación del patrimonio. Las propuestas de los presupuestos anuales y extraordinarios de la Hermandad y la liquidación de los mismos, así como las propuestas de enajenación, adquisiciones, empréstitos y conservación del patrimonio, deben ser presentados al Ordinario del Lugar, una vez aprobados por la Junta General.

d) Fijar la cuantía de la cuota ordinaria anual de hermano.

e) Aprobar la adquisición de bienes, gastos ordinarios y extraordinarios, que no superen el 50% de los ingresos obtenidos por la Tesorería en el ejercicio anterior.

f) Solicitar las autorizaciones oportunas a la Autoridad Eclesiástica en los actos de administración extraordinarios, a tenos de los Cánones vigentes.

g) Recibir, estudiar y resolver los expedientes de solicitud de incorporación de nuevos miembros a la Hermandad.

h) Abrir, instruir y decidir los expedientes para que un hermano cese como tal, a tenor de las presentes Reglas.

i) Asesorar al Presidente y colaborar con él.

j) Solicitar licencia al Ordinario para iniciar un litigio o contestar a una demanda en el fuero civil.

k) Organizar todos aquellos actos y cultos que se señalen en esta Reglas o sean necesarios para el buen funcionamiento de la Hermandad.

l) Preparar con la mayor diligencia todos aquellos actos necesarios para llevar a cabo el culto a Nuestros Sagrados Titulares.

m) Nombrar cuantas comisiones de trabajo considere necesarias para la realización de misiones especificas. Estas comisiones cesarán cuando se considere terminada la labor para la que se nombró o automáticamente al cese de la Junta de Gobierno que la creó. Para ser componente de una Comisión de Trabajo, serán requisitos el tener al menos dieciséis años cumplidos y tener más de seis meses de antigüedad en la Hermandad.

n) Será competencia exclusiva de la Junta de Gobierno nombrar al Capataz del Paso de la Santa Cruz y aceptar a los ayudantes que el nombrado proponga. El Capataz cesará cuando la Junta de Gobierno lo estime oportuno o con el cese de dicha Junta.

Regla 5


Cargos directivos.
v

1.- PRESIDENTE

El Presidente de la Hermandad deberá ser reconocido especialmente por su sentido cristiano y eclesial, y se distinguirá por el cuidado que preste para que la Hermandad colabore con la Parroquia y con la Diócesis, así como con las demás hermandades de la localidad, procurando la formación cristiana integral de los hermanos, singularmente de los más jóvenes, a los que prestará mayor atención.

El Presidente representa a la Hermandad en todos los asuntos jurídicos y oficiales, debiendo contar con el parecer del Párroco o del Ordinario, según la importancia del asunto, para las relaciones de la Hermandad con los organismos civiles.

p>

El Presidente estará al frente de la Hermandad, con todos sus derechos y deberes, desde el momento en el que sea confirmado por el Ordinario como tal, correspondiéndole presidir, promover, coordinar y planificar la acción en conjunto de las distintas responsabilidades de los miembros de la Junta de Gobierno, vigilando que se desarrollen con la mayor eficacia, para lo cual ejercerá las siguientes facultades:

a) Convocar, presidir y moderar las reuniones de la Junta General y de la Junta de Gobierno, fijando el orden del día y los asuntos de los que se deba tratar y con posterioridad procurará y velará para que los acuerdos se lleven a cabo puntualmente.

b) Proponer a la Junta General los planes de actuación de la Hermandad, así como la aprobación de los asuntos que lo requieran.

c) Presentar a la Junta General para su aprobación los presupuestos ordinarios y extraordinarios y las propuestas de enajenaciones o adquisiciones que superen más del cincuenta por ciento de los ingresos obtenidos por la Tesorería durante el ejercicio anterior.

d) Proponer a la Junta General cualquier restauración a que deba someterse Nuestra Titular o nuestras principales Insigneas.

e) Siendo la cabeza visible y representante de la Hermandad, presidirá todos los actos corporativos a los que la misma compareciese o designará a quien deba sustituirle.

f) Presidirá necesariamente los cortejos procesionales de Nuestra Titular (Procesión y Traslados), salvo caso de enfermedad o fuerza mayor que le imposibilite participar en los mismos, en cuyo caso será sustituido por el vicepresidente primero.

g) Tendrá poder decisorio en aquellos asuntos urgentes y de menor importancia, en los que no sea posible reunir a la Junta de Gobierno ni consultar al mayor número posible de miembros de la misma, quedando obligado de comunicar lo antes posible la decisión tomada en la próxima reunión que se celebre y especialmente al miembro responsable de las responsabilidades a las que pueda afectar.

h) Autentificar conjuntamente con el Tesorero, los libros de cuentas generales y los inventarios de bienes.

i) Podrá disponer, con la firma mancomunada del Tesorero o Vicetesorero, del disponible en las cuentas bancarias a favor de la Hermandad.

j) Podrá con su forma celebrar contratos y solicitar préstamos, cuando para ello fuese autorizado expresamente por la Junta General o por la Junta de Gobierno, según la cuantía e importancia de los mismos.

k) Con su visto bueno autorizará cualquier oficio o certificación que el Secretario hubiere de emitir, así como las actas de la Junta General y de la Junta de Gobierno, y demás documentos de contenido oficial.

l) Podrá autorizar la realización de gastos de menor cuantía, necesarios para facilitar la gestión diaria de la Hermandad.

m) Podrá delegar sus facultades, designando para ello a la persona que considere más oportuna, indicando de forma expresa la causa de la delegación y el límite de las atribuciones delegadas.

n) Cumplir y hacer cumplir las presente Reglas.

El Presidente ejerciente comunicará al Ordinario la finalización de su mandato, con seis meses de antelación, y si transcurrido un mes de la comunicación, el Ordinario no dispone otra cosa, se iniciará el proceso de renovación de la totalidad de la Junta de Gobierno, según lo dispuesto en estas Reglas.

En caso de cese, por dimisión o por sanción, o por fallecimiento, ocupará la presidencia el vicepresidente primero, quien deberá iniciar de inmediato el proceso electoral, según lo establecido en las presentes Reglas.

2-1º VICEPRESIDENTE PRIMERO

Las funciones y deberes del vicepresidente primero serán las siguientes:

a) Sustituir al Presidente en ausencia de este o ante su probada incapacidad, haciéndose cargo de esta función en caso de fallecimiento o dimisión, hasta la celebración de la siguiente Junta General de Elecciones.

b) Presidir y coordinar la "Comisión de Cultos" de la Hermandad, siendo el responsable directo de que se realicen con el decoro, seriedad y solemnidad que tradicionalmente ha mantenido esta Hermandad.

c) Ayudar al Presidente en el desempeño de sus funciones, pudiéndose hacerse cargo por delegación de los cometidos que aquel considere oportunos. Entre ellos especialmente podrían estar los siguientes:

-> la dirección del Boletín de la Hermandad.

-> las relaciones con los hermanos en general.

-> la atención y establecimiento de protocolos con las autoridades y representaciones que nos visiten.

-> la atención a solicitudes o comunicaciones que se reciban del público en general.

2º-2 VICEPRESIDENTE SEGUNDO

Las funciones y deberes del vicepresidente segundo serán las siguientes:

a) Sustituir al Presidente en ausencia de este y del vicepresidente primero.

b) Presidir y coordinar la “Comisión de festejos” de la Hermandad, responsabilizándose por delegación expresa del Presidente de cuantas actividades lúdica y recaudatorias organice o celebre la Hermandad, especialmente de las siguientes:

-> Organización del Romerito.

-> Organización de colectas, rifas, pedidas y resto de actividades recaudatorias.

-> Preparación, montaje y desmontaje de verbenas, barras lucrativas, actividades campestres o de cualquier otro carácter que pueda organizar la Hermandad.

-> Contratación de asociaciones musicales.

-> Conservación y mantenimiento del patrimonio inmobiliario.

3º-1 SECRETARIO

El Secretario actuará como Notario de la Hermandad, dando fé de todo lo que suceda en el seno de la misma.

Sus funciones serán:

a) Levantar acta de las reuniones que celebren la Junta General y la Junta de Gobierno.

b) Expedir, con el visto bueno del Presidente, cuantos oficios, certificados y demás documentos oficiales que fueran necesarios o le fueren solicitado.

c) Administrar y tramitar toda la correspondencia que se emita o reciba en la Hermandad, llevando los correspondientes libros de registro de entradas y salidas, procurando que las comunicaciones recibidas, lleguen a conocimiento del miembro de la Junta de Gobierno a quien competa el asunto.

d) Custodiar toda la documentación de la Hermandad, siendo el responsable del Archivo General. Todos los libros y documentos de la Hermandad se conservaran en la sede canónica o en la Casa Hermandad, nunca en la casa particular de ningún hermano.

e) Recibir, tramitar y presentar a la Junta de Gobierno para su aprobación, las solicitudes de ingreso como hermano en la Hermandad, y tomar juramento a los nuevos hermanos admitidos, así como anotarlos en el Registro General de Hermanos que habrá de llevar necesariamente con los datos personales de todos los pertenecientes a la Hermandad y las fechas de ingreso y de baja, en su caso, debiendo tener permanentemente actualizado el citado Registro.

f) Elaborar y emitir en fecha y forma las distintas citaciones para la celebración de Junta General o de Junta de Gobierno.

g) Elaborar la memoria anual de actividades de la Hermandad para presentarla a la Junta de Gobierno para su aprobación provisional y a la Junta General de Fiestas para su aprobación definitiva.

h) Elaborar y publicar el censo electoral para cada proceso de elecciones que se convoquen en el seno de la Hermandad y dar validez a la candidaturas presentadas a dichos procesos.

i) Realizar las funciones que le encargue o delegue el Presidente y los asuntos que le encomiende el Director Espiritual.

3º-2 VICESECRETARIO

Sus funciones serán:

a) Sustituir al Secretario de forma temporal o definitiva, según el caso, por razones de ausencia, cese, dimisión o probada incapacidad.

b) Colaborar con el Secretario y ayudarle en su misión formando un eficiente equipo de trabajo con él.

4º-1 TESORERO

Al Tesorero le corresponde la misión de conservar y mejorar el patrimonio económico de la Hermandad, recibiendo y administrando todos los donativos que se reciban y cuentas bancarias que sean de titularidad de la Hermandad y realizando los pagos que fuesen necesarios. Para ello sus funciones serán:

a) Llevar al día los libros de contabilidad de la Hermandad con arreglo a los principios contables legalmente vigentes y sobre una base documental apropiada, que ofrezca garantía de evidencia de corrección e imagen fiel de las operaciones realizadas, clasificando y archivando cuantos documentos soporten las anotaciones contables.

b) Elaborar y emitir los recibos de las cuotas de hermanos, ejerciendo el cobro de forma diligente.

c) Será el responsable de cualquier cobro que la Hermandad tuviese derecho a percibir, haciéndose cargo para su ingreso en la tesorería de la Hermandad del importe de las colectas, obsequios, frutos, donativos y limosnas que se recibiesen, extendiendo el correspondiente recibo si fuese reclamado.

d) Preparar y elaborar el presupuesto general anual de la Hermandad, que tras su paso por la Junta de Gobierno, habrá de ser aprobado por la Junta General de Cuentas, y para su elaboración deberá solicitar a cada miembro de la Junta de Gobierno su petición de consignación presupuestaria. Dicho presupuesto deberá ser siempre, como mínimo, equilibrado entre gastos e ingresos, no pudiéndose aprobar un presupuesto que presente déficit.

e) Elaborar los presupuestos extraordinarios que fuesen necesarios, para su aprobación por los órganos competentes.

f) Elaborar las liquidaciones definitivas de los presupuestos tanto ordinarios como extraordinarios, para su aprobación por la Junta General de Cuentas. Una vez aprobados, se presentarán, con el Visto Bueno del Presidente y del Director Espiritual al Ordinario del lugar, a tenor de las Reglas 4ª 1º c) y 4ª 2º c) de estos Estatutos.

g) Elaborar el estado de cuentas que deberá ser aprobado en la Junta General de Fiestas y los estados de cuentas mensuales para conocimiento de la Junta de Gobierno, y todos aquellos que le fuesen requeridos. También habrá de realizar las previsiones de gastos e ingresos que fuesen necesarias.

h) Elaborar las propuestas de adquisiciones, créditos o enajenaciones que el Presidente ha de presentar a la Junta de Gobierno o a la Junta General.

i) Ordenar y archivar los títulos de propiedad de la Hermandad y los documentos económicos que afecten a la misma, haciendo entrega a la Secretaria de la Hermandad de los libros de tesorería una vez cerrados estos completamente.

j) Disponer junto al Presidente de los fondos necesarios para la ejecución de los acuerdos, estando facultado para abrir o cancelar cuentas bancarias a nombre de la Hermandad y a disponer del efectivo depositado en ellas, siempre que las operaciones las realice mancomunadamente con la firma del Presidente o del Vicetesorero.

k) Realizar y mantener actualizado el Inventario de cuantos bienes muebles e inmuebles posea la Hermandad. Dicho inventario deberá estar anualmente actualizado y se autentificará con su firma, el visto bueno del Presidente, dando fe el Secretario de la Hermandad. Una copia de este Inventario estará en la Secretaría de la Hermandad y otra copia del mismo entregarán el Presidente y el Secretario en la cancillería del Obispado, debiendo comunicar posteriormente las variaciones que se produzcan. (c. 1283)

l) Se ocupará de hacer todas las gestiones y llevar a cabo todas las contrataciones de servicios que fueran necesarios para las actividades y actos de la Hermandad, así como del pago de las mismas, cuidando de obtener factura o recibo justificativo de los mismos.

m) Velar por la aplicación del quince por ciento de los ingresos de la Hermandad para los pobres y necesitados. Concretar las ayudas en colaboración con Cáritas Parroquial o diocesana o con alguna entidad eclesiástica.

4º-2 VICETESORERO

Sus funciones serán:

a) Sustituir al Tesorero de forma temporal o definitiva, según el caso, por razones de ausencia, cese, dimisión o probada incapacidad.

b) Disponer de los fondos económicos depositados en cuentas bancarias a nombre de la Hermandad, con su firma mancomunada con el Presidente o Tesorero.

c) Colaborar con el Tesorero y ayudarle en su misión formando un eficiente equipo de trabajo con él.

5º-1 FISCAL

Se encomiendan al Fiscal las siguientes funciones:

a) Velar para que todas las actividades que se realicen se ajusten al espíritu de la Hermandad, al de estas Reglas y a su estilo peculiar mantenido durante toda su historia.

b) Comprobar y exigir el cumplimiento fiel de todos los preceptos contenidos en estas Reglas, al igual que de todos los acuerdos de la Junta General y de la Junta de Gobierno.

c) Informar sobre las personas que soliciten el ingreso en la Hermandad, sobre si reúnen las condiciones exigidas por las presentes Reglas.

d) Instruir los expedientes que se abran para la separación de los hermanos, así como cualquier otro expediente que se iniciara a efectos de posibles amonestaciones a los hermanos.

e) Planificar, organizar y disponer todo lo necesario, ajustándose a las normas litúrgicas y a las dictadas por la Autoridad Eclesiástica, todas las procesiones de culto interno y externo de la Hemandad. En ello extremará el cuidado y vigilancia para que transcurran con la máxima ejemplaridad y que se observen el espíritu y estilo propios de la Hermandad, recogido en el “Reglamento Interno de Procesiones”, que deberá ser aprobado por la Junta General...

f) Designar a los hermanos que puedan ser nombrados responsables de tramos, durante las distintas procesiones que realice la Hermandad, haciéndose responsable de su formación y adiestramiento.

g) Se le encomienda la relación con las autoridades locales civiles, para aquellos aspectos de las procesiones que puedan afectar al orden público, tráfico, circulación y seguridad ciudadana.

h) En el caso de imprevistos o circunstancias especialmente urgentes que pudieren acaecer durante la Procesión de Nuestra Titular o en alguno de sus Traslados, informará y aconsejará al Presidente, con quien tomará la decisión que se considere más adecuada.

i) Elaborar un informe sobre el desarrollo e incidencias de la Procesión y Traslados de la Santa Cruz, para su presentación a la Junta de Gobierno, quien una vez estudiadas las incidencias tomará las decisiones oportunas sobre las mismas.

5º-2 FISCAL SEGUNDO

Sus funciones serán:

a) Sustituir al Fiscal de forma temporal o definitiva, según el caso, por razones de ausencia, cese, dimisión o probada incapacidad.

b) Colaborar con el Fiscal y ayudarle en su misión formando un eficiente equipo de trabajo con él.

6º-1 PRIOSTE

Serán competencias especificas del Prioste:

a)La conservación y exorno de Nuestra Titular, de Nuestras Insignias, de la Capilla, de los altares y demás enseres de la Hermandad.

b) La dirección de los montajes de los pasos y altares que hubiese que montar para la celebración de los cultos, procurando mantener el espíritu y estilo propios y el adecuado nivel artístico que la tradición y costumbre imponen en nuestra Hermandad.

c) Proponer a la Junta de Gobierno las reparaciones, mejoras, reposiciones o, en su caso, nuevas adquisiciones de enseres cuando el caso así lo requiera.

d) Mantener localizados y adecuadamente almacenados todos y cada uno de los elementos que componen el Inventario de bienes de la Hermandad, respondiendo de ello ante la Junta de Gobierno.

e) Deberá cuidar de la preparación del salón de actos de nuestra Casa Hermandad o de aquel lugar donde se celebren las Juntas Generales o Juntas de Gobierno, a fin de que con la antelación debida estén en orden para dichos actos.

f) Mantendrá toda la relación necesaria con las Camaristas para cuando sea necesario, se ocupen estas del cambio de Sudario de la Santa Cruz, llevando el control necesario del estado y situación de todo el ropero de la misma.

6º-2 PRIOSTE SEGUNDO

Sus funciones serán:

a) Sustituir al Prioste de forma temporal o definitiva, según el caso, por razones de ausencia, cese, dimisión o probada incapacidad.

b) Colaborar con el Prioste y ayudarle en su misión formando un eficiente equipo de trabajo con él.

7º VOCAL DE CULTOS

La Vocalía de cultos se ocupará de planificar, organizar, programar, ejecutar y su posterior revisión, contando siempre con el consentimiento y asesoramiento del Director Espiritual, de todos los actos de culto que celebre la Hermandad, previstos en estas Reglas o que se consideren necesaria su celebración, procurando que estos se ajusten a las normas litúrgicas dictadas por las autoridades eclesiásticas o establecidas en estas Reglas, procurando que se fomente la espiritualidad de la Hermandad.

Deberá hacerse cargo de todo lo necesario para la celebración de la Santa Misa en Nuestra Capilla y para el rezo diario del Santo Rosario, debiendo proveer oportunamente a la Hermandad de confesores y predicadores para la celebración de los cultos.

Empleará todo su esfuerzo en conseguir una cada vez más alta espiritualidad de los hermanos, fomentando la participación masiva de estos en todos los cultos y actividades piadosas que se organicen.

Será el encargado de crear, organizar y mantener un equipo de animación litúrgica de entre los hermanos que deseen colaborar con esta tarea, siendo responsable también de los coros o capillas musicales que pudieran actuar para estos cultos.

Así mismo asumirá la responsabilidad de la aplicación de las intenciones de las misas y demás cultos de la Hermandad, así como de la organización y mantenimiento del rezo diario del Rosario en Nuestra Capilla.

También colaborará con todas aquellas organizaciones que se dediquen al fomento del culto, especialmente con el Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

8º VOCAL DE CARIDAD

Las funciones del vocal de Caridad serán:

a) Organizar y llevar a cabo todas las campañas y actos asistenciales y de caridad que organice la Hermandad en una cantidad de al menos el 15% de los ingresos ordinarios de la Hermandad.

b) Asistir por iniciativa propia o por petición de algún interesado, a todos los hermanos que se hallasen en estado de necesidad, según lo dispuesto en la Regla 2º 2I), y procurando que cualquier hermano cuente siempre que lo necesite con la compañía y acompañamiento de la Hermandad.

c) Dirigir la participación de la Hermandad, previo acuerdo de la Junta de Gobierno, en campañas o actividades de tipo caritativo y asistenciales, responsabilizándose de hacer llegar a su destino el importe del efectivo recaudado por dichas actividades.

d) Administrar los fondos recaudados para actividades de Caridad y los destinados a estos fines en el presupuesto ordinario de la Hermandad.

e) Estudiar los casos de cuotas impagadas que el Tesorero le pasare por precariedad económica, elevando a la Junta de Gobierno la correspondiente propuesta para que el hermano quede exenta del pago, si así lo estimara.

9º VOCAL DE FORMACIÓN

Las funciones del vocal de Formación serán:

a) Llevar a cabo toda la labor de tipo formativo integral, religioso y humano, que la Hermandad lleve a cabo bajo las directrices acordadas por la Junta de Gobierno. Para ello podrá organizar conferencias o cursillos sobre temas de religión, ciencias, letras o cualquier materia que contribuya al progreso integral de la persona.

b) Promocionar cuantos actos culturales, sociales y recreativos pueda llevar a crear situaciones en los que los hermanos se sientan interesados y que al mismo tiempo fueren en provecho de su formación.

c) Tendrá a su cargo la organización de la posible biblioteca y hemeroteca de la Hermandad.

d) Colaborar con el vocal de Cultos y el Director Espiritual en la labor pastoral y catequética que la Hermandad llevase a cabo.

e) Atender las relaciones de la Hermandad en materia de formación y educación con los organismos eclesiásticos y civiles que estén relacionados con sus funciones, especialmente con el Consejo Local de Hermandades y Cofradías.

10º VOCAL DE JUVENTUD

Se encargará de promover, organizar, atender, ejecutar y vigilar todas las actividades que vayan encaminadas a la participación de la juventud en la Hermandad y ,en especial, a las que se realicen en pro de su formación integral y fomento de su espiritualidad.

Será el enlace efectivo entre el Grupo Joven de la Hermandad y la Junta de Gobierno, dando traslado a esta última de las inquietudes, peticiones, necesidades y actividades que realice el Grupo Joven, y procurando la total integración y participación de los jóvenes en la vida diaria de la Hermandad.

11º VOCAL DE INFORMACIÓN, PROPAGANDA Y PUBLICIDAD

Las funciones del vocal de información, propaganda y publicidad serán:

a) Ser el portavoz, junto con el Presidente, de la Hermandad ante los medios informativos, debiendo asistir a la ruedas de prensa que sean convocadas y remitiendo los artículos o comunicados que se consideren necesarios a la prensa en general.

b) Ser el responsable de la página web oficial de la Hermandad, cuidando de que su contenido sea el adecuado y lo más actualizado posible.

c) Se encargará de la distribución puntual de los Boletines Informativos que edite de la Hermandad, así como de cualquier otro comunicado o escrito que la Hermandad remita a todos sus hermanos.

d) Confeccionará y organizará la distribución de toda la cartelería que necesite la Hermandad, (anuncio de fiestas, convocatoria de cultos, actividades lúdicas y recaudatorias, etc.).

e) Ser el encargado de tratar de conseguir la colaboración de los comerciantes de la localidad mediante la inclusión de anuncios publicitarios en nuestras revistas o carteles.

12º VOCALIAS

Se podrán incluir en las candidaturas que se presenten o ampliar la composición de la Junta de Gobierno, un número no determinado de vocales, hasta un máximo de nueve, que se encarguen de misiones específicas o para servir de auxilio en sus misiones a otros miembros de la Junta de Gobierno, como pueden ser el Tesorero, el Fiscal, el Secretario o el Prioste.

Los vocales nombrados, formarán parte de la Junta de Gobierno, asumiendo todos los derechos y deberes de sus miembros y exigiéndoseles todos los requisitos, para poder pertenecer a ella, que establecen estas Reglas.

13º DIRECTOR ESPIRITUAL

El Director Espiritual de la Hermandad será el titular de la Parroquia de San Juan Bautista de la Localidad o en su defecto quien sea designado por él, teniendo la misión de alimentar la vida espiritual y el sentido apostólico de todos los hermanos, fijando para ello el plan de formación mediante catequesis, predicaciones, cursillos, charlas o convivencias.

El Director Espiritual para el cumplimiento de su misión contará en todo momento con la colaboración estrecha y directa de los miembros de la Junta de Gobierno de la sesión de cultos de la Hermandad, y será el vigilante del cumplimiento de las normas litúrgicas durante los cultos que se celebren, fomentando la unidad entre los miembros de la Hermandad y de esta con las demás Hermandades, Cofradías y asociaciones religiosas de la localidad.

El Director Espiritual tendrá derecho a participar en todas las Juntas Generales y Juntas de Gobierno que se celebren e incluso a convocarlas, pudiendo usar de voz pero sin voto, salvo que tenga la condición de hermano de esta Hermandad, pudiendo ejercer el derecho a veto en lo referente a la Fe y a las costumbres y a todo aquello que se oponga a las normas Diocesanas o a estas Reglas.

14º DE LAS CAMARISTAS

Las Camaristas deberán ser nombradas por la Junta de Gobierno como mínimo en el número de dos, teniendo la consideración de adjuntas de Priostía, no perteneciendo a la Junta de Gobierno.

Para poder ser nombrada Camarista de la Santa Cruz se han de tener cumplidos los dieciocho años de edad y gozar de más de tres años de antigüedad en la Hermandad, y tendrá que destacarse por su piedad y devoción a Nuestra Titular, así como demostrar cierta responsabilidad, a fin de que los efectos que ha de custodiar lo sean con seguridad y diligencia.

Sus funciones serán:

-> Proceder al cambio de Sudarios de la Santa Cruz, acción que no podrá realizarse jamás sin la presencia de una de ellas.

-> Asumirán la responsabilidad de la conservación, limpieza y almacenamiento de los ornamentos litúrgicos, el ropero de la Santa Cruz y los paños de los altares.

-> Serán responsables de todos los enseres, alhajas y demás efectos, que por las obligaciones de su cargo tuviesen que ser depositarias.

La renovación del cargo de Camarista será facultad de la Junta de Gobierno, que lo hará cuando estime conveniente al bien general de la Hermandad.

Regla 6


De los cultos de la Hermandad.
v

1.- Todos los años se celebrará solemne Triduo en honor a la Santa Cruz. Este se hará coincidente con uno de los dos últimos fines de semana del mes de Abril. De no ser posible su realización en la fecha indicada por motivos extraordinarios que afecten intensamente a la comunidad local, la Junta de Gobierno dispondrá los días necesarios para su celebración con la condición expresa de que se lleve a cabo antes de las Fiestas de la Santa Cruz.

2.- La Hermandad celebrará su Función Principal de Instituto un domingo de la segunda quincena del mes de mayo. De no ser posible por motivos que afecten de manera extraordinaria a la comunidad local, la Junta de Gobierno dispondrá el día pertinente para su realización, teniendo en cuenta como condición expresa la mínima distancia temporal con respecto a la fecha citada anteriormente.

En el Ofertorio de la Función Principal de Instituto, el Secretario leerá públicamente en nombre de la Hermandad la Protestación de Fe, en la cual se hará constar todos los dogmas que cree y confiesa la Santa Madre Iglesia, resaltando de manera especial la piadosa creencia de la Mediación Universal de la Santísima Virgen María en la dispensación de todas las Gracias, haciendo votos de defender estas verdades hasta dar la vida si fuese necesario. Seguidamente los hermanos jurarán el voto besando los Santos Evangelios y el Libro de Reglas de la Hermandad.

3.- La Hermandad celebrará Solemne procesión de Gloria con la Santa Cruz y Simpecado de Nuestra Señora del Rosario el día de la Función Principal de Instituto. En ella deberán participar principalmente todos los hermanos y hermanas, junto con todos aquellos fieles, que sin gozar de la condición de hermano de nómina, deseen sumarse por voluntad propia a tan egregia manifestación de fe, expresando públicamente su adhesión a la palabra de Dios contenida en el Sagrado Madero de la Santa Cruz.

Siendo éste el principal acto de culto externo de la Hermandad, se cuidarán los hermanos que en él se guarde el mayor recogimiento, compostura y piedad, colaborando continuamente con las disposiciones que la Junta de Gobierno emita para un mayor realce y decoro de la misma.

4.- El día 14 de Septiembre, Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, se celebrará Solemne Eucaristía con Homilía que será precedida de un Tríduo preparatorio. Tras la homilía y antes del Ofertorio, el Secretario de la Hermandad llamará a los hermanos que cumplan la edad de 16 años y a los nuevos hermanos para su recibimiento e imposición de la medalla de la Hermandad, tal como estipula la Regla 2ª-1º.

5.- El día 7 de octubre, festividad de Nuestra Señora del Rosario, se celebrará Solemne Eucaristía en Honor de la Santísima Virgen María. El acto será precedido con el rezo del Santo Rosario y se dará por concluido con el canto de la Salve a María o cualquier otro canto que refleje las grandezas que el Todopoderoso realizó en Ella.

6.- En el mes de Noviembre se celebrará honras fúnebres por los hermanos, familiares y bienhechores difuntos, consistente en un funeral el día que acuerde la Junta de Gobierno.

7.- El día 3 de Mayo, festividad de la Invención de la Santa Cruz, se celebrará solemne Eucaristía con homilía. El acto será precedido por el rezo del Santo Rosario y se dará finalizado con el canto del Himno de la Santa Cruz.

8.- El viernes del fin de semana que se celebren las Fiestas en honor y gloria de la Santa Cruz, se celebrará un Rosario público que recorrerá el itinerario designado por la Junta de Gobierno. El cortejo será presidido por el Simpecado de Nuestra Señora del Rosario. El acto se dará por concluido con el canto de la Salve a la Virgen.

9.- Además de estos cultos la hermandad celebrará cuantos estime convenientes para mayor honra y gloria de Dios Nuestro Señor y su Santísima Madre la Virgen María, o en honor de los Santos que tenga por intercesores.

Regla 7


Reconocimientos y condecoraciones.
v

1.- HERMANO HONORARIO

Será la máxima condecoración o reconocimiento que podrá conceder esta Hermandad, por lo que el nombramiento deberá ser concedido por la Junta General de Hermanos, por mayoría simple de los asistentes a dicha reunión.

Podrá ser otorgado a cualquier persona física o jurídica que por su labor personal hacia la Hermandad, o su relación extraordinaria con la misma, se haga merecedora a tal reconocimiento, quedando reflejado tales extremos en el necesario expediente que habrá de tramitarse, en el que actuará de instructor el Presidente de la Junta de Gobierno y como secretario el de la Hermandad.

Como símbolo de su otorgamiento se le impondrá al interesado la Medalla Dorada de la Hermandad con cordón dorado y se le reservará lugar preferente en cuantos actos internos o externos asista la Hermandad.

2.- MEDALLA DORADA

La Medalla Dorada de la Hermandad podrá ser concedida a aquella persona física o jurídica, que distinguida por sus actos hacia esta Hermandad o por su especial relación con la misma, se haga merecedora de tal reconocimiento.

La Medalla Dorada podrá será concedida por acuerdo de la Junta de Gobierno, tras la tramitación de expedite abierto para tal efecto, en el que actuará como instructor el Presidente de la Junta de Gobierno y como secretario el de la Hermandad, y junto al nombramiento se entregará como símbolo una medalla dorada de la Hermandad con cordón verde y blanco.

Cada año se le concederá la Medalla Dorada de la Hermandad a los tres hermanos que gocen de mayor antigüedad en la Hermandad, que aun no la hubiesen recibido, durante las fiestas de mayo y a las tres hermanas de mayor antigüedad, durante la celebración de los actos en Septiembre de Exaltación de la Santa Cruz.

A los hermanos/as que les corresponda se les impondrá la Medalla Dorada de la Hermandad con cordón verde y blanco.

Regla 8


Administración de los bienes.
v

La Hermandad podrá adquirir, retener, administrar y enajenar bienes temporales, con las limitaciones, autorizaciones y competencias que se determinan en las presentes Reglas.

La Hermandad podrá asumir bienes temporales mediante donaciones, herencias o legados, aceptados por la Junta General o por la Junta de Gobierno, según la cuantía y naturaleza de los mismos, y si suponen un gravamen patrimonial o servidumbre, se deberá contar previamente con la autorización del Ordinario.

La Hermandad podrá enajenar bienes temporales previo acuerdo de la Junta General o de la Junta de Gobierno, según la cuantía o naturaleza de los mismos.

La Hermandad es una institución eclesiástica sin fin de lucro, y los medios económicos con los que pueda contar, deberán ser destinados para la consecución de sus fines, abasteciéndose con las cuotas de hermanos, donativos y la posible recaudación de las actividades lúdicas organizadas.

La Hermandad contribuirá a atender las necesidades de la Parroquia con ocasión de los cultos realizados en ella, participando en la conservación y mantenimiento del templo, colaborando con las obras de caridad organizadas y con la Iglesia Diocesana, así como, con todas las organizaciones que realicen actividades de este carácter.

La Hermandad deberá tener todos sus bienes patrimoniales inscritos a su nombre en los registros de propiedad correspondientes, prestando atención prioritaria a la conservación y restauración de los bienes inmuebles que posea o que utilice, procurando que se encuentren en todo momento en un estado digno.

La Hermandad tendrá a su nombre todas las cuentas bancarias que se mantengan abiertas en las distintas entidades financieras , que contarán con tres firmas reconocidas, necesitando dos de ellas de forma mancomunada para poder disponer de los fondos.

Regla 9


Disposiciones finales.
v

1ª MODIFICACIÓN DE ESTAS REGLAS

No podrán variarse estas Reglas ni modificarse en su contenido sin la aprobación del Ordinario, previo acuerdo por mayoría de dos terceras partes de los asistentes a la Junta General Extraordinaria convocada a este efecto.

2ª REGLAMENTOS INTERNOS

Cuando los asuntos lo requieran, se redactaran Reglamentos Internos para regularlos o para desarrollar y precisar lo establecido en la Regla correspondiente.

Estos reglamentos serán aprobados por la Junta General, y será competencia de ella las posteriores modificaciones o derogaciones que puedan realizarse de forma total o parcial.

En ningún caso estos Reglamentos podrán contradecir lo establecido en estas Reglas.